Temas de Paradigmas de las Ciencias Sociales

abril 3, 2013 Deja un comentario
Categorías:Uncategorized

Actividad 1 -Paradigmas de las Ciencias Sociales –

agosto 14, 2012 Deja un comentario
TEORÍA DEL CONOCIMIENTO

archivo del portal de recursos para estudiantes
tomado de: www.robertexto.com

enlace de origen

//  

          Reseña histórica.

          Si bien es cierto que la teoría del conocimiento, no existe como disciplina independiente en la filosofía griega y en la filosofía medieval, noes menos cierto que tanto en la etapa de la filosofía antigua como en la edad media, encontramos múltiples reflexiones acerca del problema de la “Teoría del conocimiento”, llamada también “Epistemología” ( de la palabra griega “epistema”, que significa conocimiento, o “gnoseología” ( del término griego “gnosis” que significa también conocimiento. En dichas épocas del pensamiento filosófico, el problema de la teoría del conocimiento está inserta en los textos referentes a los problemas ontológicos y psicológicos. Esto tiene lugar en forma especial en Platón y en Aristóteles.

          En la Edad moderna, la teoría del cocimiento aparece como disciplina autónoma. Como fundador de ella podemos indicar a J. Locke (1632 – 1704), con su obra “Ensayo sobre el entendimiento humano” aparecida en 1690. En ella Locke habla de la esencia y la certeza del conocimiento humano. Leibnitz (1646 – 1716), refuta la doctrina de Locke en su obra “Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano”, obra póstuma aparecida en 1765. En Inglaterra prosigue la investigación acerca del conocimiento humano, Berkerley (1685 – 1753), con su obra “Tratado de los principios del conocimiento humano”, aparecida en 1710.

         David Hume (1711 – 1776), publica dos obras referentes al problema del conocimiento humano: “Tratado de la naturaleza humana” en 1740 e “Investigación sobre el entendimiento humano”, en 1748.

          En 1781, Manuel Kant (1724 – 1804), publica su obra “Crítica de la razón pura”, que es considerada como su obra maestra en el campo epistemológico.

          Análisis del conocimiento y planteamiento del problema.

          Los elementos que intervienen en el acto de conocer son: el sujeto cognoscente y el objeto conocido.

           ¿Cuál es el rol que cada uno de dichos elementos juega en el acto de conocer? El sujeto capta al objeto mediante la imagen. El objeto imprime su imagen en el sujeto.

          De la relación existente entre el sujeto y el objeto, surgen los siguientes problemas:

a) La posibilidad de conocimiento: el sujeto ¿puede realmente aprehender el objeto?

b) Origen del conocimiento: Este ¿proviene de los sentidos de la inteligencia o de ambos a la vez?

c) Esencia del conocimiento: ¿Cuál de los elementos recién nombrados juega el rol preponderante en la elaboración del conocimiento?

d) Criterio de verdad: ¿Cuál es el criterio que se puede adaptar para asegurar la verdad del conocimiento?

Posibilidad del conocimiento.

Dogmatismo:

          Es la actitud epistemológica para la cual no existe el problema de la posibilidad del conocimiento. Da por hecho que el sujeto puede conocer sin dificultad al objeto. El dogmatismo, en el sentido epistemológico, no se debe entender despectivamente. Es una actitud que no tuvo problema acerca de la posibilidad del conocimiento y aceptó simplemente dicha posibilidad.

         Escepticismo:

         Este sistema gnoseológico niega la posibilidad de que el sujeto cognoscente pueda captar el objeto conocido. El conocimiento, como aprehensión real del objeto por el sujeto, es imposible. De lo cual resulta que no podemos emitir juicio alguno.

         Hay diferentes clases de escepticismo. El escepticismo que niega la posibilidad del conocimiento en general, recibe el nombre de escepticismo absoluto o radical. Cuando el escepticismo niega la posibilidad de un determinado conocimiento, recibe el nombre del conocimiento cuya posibilidad niega. Así, por Ej. , existe el escepticismo metafísico, en cuanto niega la posibilidad del conocimiento metafísico. Asimismo, se habla del escepticismo ético y del religioso, pues niega el conocimiento de lo moral y el conocimiento religioso respectivamente. Finalmente, existe el escepticismo sistemático y el escepticismo metódico. El primero niega la posibilidad del conocimiento por principio, sistemáticamente. El segundo lo hace por método: pone en duda lo que naturalmente nos presenta el conocimiento, para separar de esta manera lo verdadero de lo falso y llegar así al saber absolutamente seguro.

         El escepticismo absoluto es imposible. Ya San Agustín arguyó de la siguiente manera contra los escépticos: “No temo los argumentos de quienes dicen: ¿Y si te engañas? Si me engaño soy. Quien no es, no puede siquiera engañarse; y por eso, si me engaño, soy”.

          “Así, pues, ya que soy yo que me engaño, ¿cómo puedo engañarme de que soy, si es cierto que soy yo que me engaño? Puesto que fuera yo quien se engañase aun cuando yo me engañara, no me engañaría en cuanto a saber que soy”.

          El escepticismo absoluto es evidentemente falso, pues se contradice abiertamente. Al afirmar que el conocimiento es imposible, con eso mismo expresa un conocimiento.

          Pragmatismo:

          El pragmatismo epistemológico reemplaza el concepto de la verdad, que deriva de la correspondencia entre el pensamiento y el objeto, substituyéndolo por el concepto de lo útil. La verdad para el pragmatismo significa lo valioso y lo útil para la vida.

          El pragmatismo se enraíza en el peculiar concepto referente a la naturaleza humana. Para dicha corriente filosófica, el hombre no es un ser pensante, sino un ser de voluntada y acción. El intelecto, como lo observa Essen, no es dado al hombre, según el pragmatismo, para investigar y conocer la verdad; sino para poder orientarse en la realidad. L a verdad consiste básicamente, según el pragmatismo, en lo útil y provechoso de la conducta humana.

          El error básico del pragmatismo reside en el desconocimiento y la negación de la autonomía del pensamiento humano. Si bien es cierto que el pensamiento humano tiene estrecha relación con las diferentes realidades de la vida y que sufre influencia profunda de las demás vivencias psíquicas, no es menos cierto, que el pensamiento humano tiene su propio campo de acción y no puede ser reducido a la mera función de lo útil en la vida humana.

          Criticismo:

          El escepticismo y en concomitancia el pragmatismo que, en último análisis es una especie de escepticismo, son ambos la antítesis del dogmatismo. La posición intermedia entre aquellos es el criticismo. Este sistema tiene de común con el dogmatismo que acepta la fundamental confianza en la razón humana. No acepta, sin embargo, la posibilidad del conocimiento y de la verdad en forma ingenua, como lo hace el dogmatismo, sino que examina detenidamente la actividad de la razón humana. La desconfianza en lo referente a determinados conocimientos, como ser: frente a la posibilidad del conocimiento racional de lo absoluto, lo acerca al escepticismo.

           La actitud del criticismo es reflexiva y crítica. Es el término medio entre la ingenuidad del dogmatismo y lo absurdo del escepticismo.

          Indudablemente la actitud epistemológica del criticismo aporta elementos valiosos a la Teoría del conocimiento; siendo su autor Manuel Kant.

          Origen del conocimiento.

           En éste nuestro enfoque acerca del origen del conocimiento, partiremos de un juicio por todos conocido: “Los metales se dilatan con el calor”. Analicemos lo que nos suministra nuestra propia experiencia acerca del origen de este juicio. En la formación de este juicio intervienen ante todo, nuestros sentidos. En efecto, mediante el sentido del tacto obtenemos la sensación de calor y mediante la vista verificamos la dilatación del metal. Pero al mismo tiempo percibimos una relación, o sea una conexión entre la acción del calor y el hecho de que el metal se dilate. La dilatación sigue a la acción del calor, a saber, es causada por el calor.

          Vemos, pues, que en la formación del juicio: “los metales se dilatan por el calor”, intervienen dos elementos: uno proveniente de los sentidos y el otro del pensamiento. Surge, pues, el problema, ¿cuál de estos elementos es definitivo en la formación del juicio mencionado? En otras palabras, ¿dónde tiene su origen el conocimiento? ¿Acaso en la experiencia que proporcionan los sentidos o en los elementos que elabora el pensamiento? Además, procede esta otra pregunta: ¿En cuál de los elementos citados se funda la validez del conocimiento? Las respuestas a estos problemas fueron muy diferentes a lo largo de la historia del pensamiento filosófico.

          Empirismo.

          Sostiene que la única fuente del conocimiento humano son los sentidos, es decir, la experiencia sensible. Según el empirismo, el espíritu no aporta nada en la elaboración del conocimiento, pues, es una especie de hoja en blanco en la cual es la experiencia la que escribe. Todos los conceptos aún los más generales y abstractos son, por lo tanto, fruto de la experiencia sensible.

            Ahora bien, la experiencia sensible puede ser externa e interna, según que clase de sentidos intervienen en su realización. Existe una forma de empirismo llamada sensualismo, que admite como única fuente de conocimiento la experiencia de los sentidos externos. El filósofo francés Condillac (1715 – 1780), es su representante.

           Esta actitud epistemológica tiene sus proyecciones en el campo metafísico. En efecto, si todo el conocimiento se reduce a la experiencia sensible, no se podrá llegar jamás al conocimiento suprasensible, capaz de aprehender realidades suprasensibles o espirituales. El empirismo epistemológico lleva, necesariamente al escepticismo metafísico.

           Racionalismo.

           La fuente única del conocimiento humano, según el racionalismo es la razón. El conocimiento cobra validez si es lógicamente necesario y universalmente válido. Solamente cuando emitimos un juicio acerca de algo que tiene que ser así, siempre y en todas partes, y no puede ser de otra manera, solamente entonces tenemos un juicio verdadero. Así, los siguientes juicios cumplen con estas exigencias: “El todo es mayor que una parte”. “Todo efecto tiene una causa”. En ambos casos vemos que tiene que ser así y no de otra manera. En efecto, sostener que una parte del todo sea mayor que el todo, equivale a la contradicción de la razón consigo misma.

          Los juicios mencionados poseen, pues, una necesidad lógica y una validez universal.

           Carecen de estas características los juicios provenientes de la experiencia. Tales como: “los metales se dilatan con el calor”, “el agua hierve a 100°”, etc. Existe la posibilidad que suceda diferente. Pues, no encierran en sí una necesidad lógica. Los juicios que se basan en la experiencia tienen solamente validez hasta donde pueden ser comprobados. Su validez, por lo tanto, es limitada.

            No sucede lo mismo, sostiene el racionalismo, con los juicios que se basan en la razón. En efecto, el juicio: “El todo es más grande que una parte de él”, no se apoya en la experiencia, sino tiene su fundamento en la razón: es lógicamente necesario y universalmente válido. De donde resulta, que el verdadero conocimiento tiene su fundamento único en la razón.

            El origen del racionalismo se encuentra fácilmente en los cultivadores de las ciencias matemáticas, por ser este conocimiento predominantemente conceptual y deductivo. Los principales representantes del racionalismo fueron en la Antigüedad: Platón (427 – 347) y Plotino (205 –270). En la Edad Moderna: Descartes (1596 – 1650), Malebranche (1638 – 1715), y Leibnitz (1646 – 1704).

          El mérito principal del racionalismo está constituido por el hecho de destacar el factor racional en el conocimiento humano. Pero, al pretender establecer la razón como fuente única del conocimiento humano, cae en el exclusionismo, del cual a su vez deriva su posición dogmática.

            Sin duda, el racionalismo, por operar con conceptos suprasensibles abre el camino hacia las verdades metafísicas.

            Apriorismo.

          Es una corriente epistemológica que intenta mediar entre el empirismo y el racionalismo. Manuel Kant, es el autor principal del apriorismo, ante todo hace una crítica de ambas actitudes extremistas y luego procura resolver el problema planteado.

          La actitud racionalista, sostiene Kant, es una actitud dogmática; además, aún admitiendo con el racionalismo las ideas innatas, ¿ cómo se establece la relación entre ellas y los objetos?

           El empirismo por su lado, prosigue la crítica Kantiana, toma en cuenta las relaciones que rigen las impresiones sensibles. Además, el empirismo no explica leyes que rigen el fenómeno y que son la base del progreso científico. Pues, es incapaz de fundamentar una metafísica que el espíritu humano exige.

          Prosigue Kant, el racionalismo admite solamente los juicios “analíticos”, o sea, juicios en los cuales la idea expresada en el predicado está contenida en la extensión del sujeto. Estos conocimientos a priori, son independientes de la experiencia y, por ende, son inútiles.

           El empirismo, a su vez, admite solamente los “juicios a posteriori”, es decir, juicios en los cuales la relación entre el sujeto y el predicado se funda en los datos de la experiencia. Dichos juicios tienen el mérito de expresar un contenido concreto, pero son incapaces de fundamentar una ciencia.

          Frente a la deficiencia de estas dos actitudes extremistas, Kant presenta su tesis: para hacer posible la ciencia y construirla son necesarios los conocimientos tanto “a priori” como “a posteriori”. Gracias a los primeros se podrá establecer las leyes científicas y los segundos permitirán determinar el contenido de la ciencia.

          Esta clase de conocimientos se podrá obtener mediante los juicios que Kant llama “juicios sintéticos a priori”. Dichos juicios provienen de la forma “a priori” que es la base del conocimiento, y de la experiencia “a posteriori” que es el contenido del conocimiento. Pero ahora aparece también aquí la dificultad que se presentó en el racionalismo ¿Cómo aplicar la forma “a priori” al contenido de la experiencia que es una forma “a posteriori”, siendo que una forma es independiente de la otra? Kant resuelve la dificultad diciendo que la forma “a priori”, es decir, el elemento racional, es el que establece las relaciones necesarias y universales entre los fenómenos del contenido. Con esto Kant afirma que: “el orden de las cosas los forma la actividad de nuestro entendimiento”.La experiencia sensible nos proporciona solamente el contenido, que es un “material caótico”; el sujeto pensante establece la relación, el orden en dicho material. De lo cual resulta que el sujeto es el coordinador y constructor del mundo de la experiencia. De esta manera queda suprimido el problema de la relación entre el pensamiento y las cosas. El orden del pensamiento imprime el orden a las cosas. El conocimiento por lo tanto, tiene su origen en la síntesis inseparable de las leyes del pensamiento y el contenido de la experiencia.

          Surge ahora naturalmente la pregunta, ¿cuáles son estas formas a priori que hacen posible el conocimiento? Estas formas “a priori” inherentes a nuestro espíritu son las formas del espacio y del tiempo. Mediante la forma a priori espacio, nuestro espíritu consigue la ordenación externa de nuestras sensaciones y mediante la forma a priori tiempo, nuestro espíritu establece el orden interno. Así por ej. , la forma “a priori” establece el diseño de las figuras geométricas en el espacio y los nuevos aspectos de los números en el tiempo: 5 más 7= 12.

          Todo esto lo realiza el espíritu mediante la intuición, que es el primer grado de la actividad “a priori”.

          Pero el espíritu, además de intuir, puede pensar. Así se llega al segundo grado de la síntesis, que implica una relación más estrecha entre las diferentes intuiciones. Esa nueva síntesis se realiza mediante el juicio. Las formas del juicio son las categorías en las cuales tienen su origen los conceptos. Así las cualidades que constantemente persisten en el espacio, se tornan substancia y las que persisten en el tiempo, en causa. Substancia y causa no tienen valor por sí mismos, sino que son dos formas, dos categorías del pensamiento. Es el pensamiento, pues el legislador de la naturaleza y el constructor del mundo. La validez de la categoría nos permite el conocimiento universal y necesario.

          Kant opina que de esta manera ha superado el racionalismo y el empirismo.

          Esencia del conocimiento humano.

          Las teorías epistemológicas que procuran determinar la esencia del conocimiento son muchas. Nos detendremos brevemente en dos: El Idealismo y el Realismo.

           El Idealismo.

          Ante todo hay que dejar en claro la distinción neta entre el idealismo metafísico y el idealismo epistemológico.

          Llamase idealismo metafísico al sistema filosófico que sostiene que el fundamento de toda realidad son las fuerzas espirituales o potencias ideales.

          El Idealismo epistemlógico sostiene la prioridad del pensamiento sobre lo real. La conciencia constituye el mundo de lo real. Al suprimir los objetos reales deja solamente los contenidos de la conciencia.

          Atendida esta exposición, la crítica que suele presentarse al idealismo es la siguiente:

a) El idealismo es, ante todo, una actitud del todo gratuita; pues, asevera sin pruebas que el objeto del pensamiento no puede ser sino el pensamiento; que el acto de conocimiento, por ser una acción inmanente, no puede asir otra cosa que no sean estados interiores, a saber, estados de conciencia. Esta afirmación es ambigua. Es cierto que el pensamiento no capta sino objetos de pensamiento; pero, decir “objetos de pensamiento” no equivale necesaria ni idénticamente a estado interior de conciencia.

b) El idealismo, si se lo examina a fondo es indefendible, pues conduce inevitablemente al solipsismo, según el cual un más allá del pensamiento es impensable, porque el acto de conciencia no puede salir de su propia interioridad; el ser se confunde con el percibir.

          El Realismo.

          Esta actitud epistemológica acepta la existencia de las “cosas reales” fuera de la conciencia. La prioridad del objeto sobre el sujeto. Esto último se puede entender de diferentes maneras y de ello proceden las diferentes clases de realismo.

a) Realismo Indirecto.- en esta actitud epistemológica, la prioridad del objeto respecto del sujeto significa principalmente la parte de pasividad que nuestro conocimiento comporta en razón de la receptividad sensible. El conocimiento, afirma dicho sistema, que nosotros adquirimos de las cosas, es a base de sensaciones pasivamente recibidas. Estas de suyo son objetivas, pues, ellas son asidas por la conciencia como un efecto, de la acción de los objetos que actúan como causas.

b) Realismo Inmediato.- esta actitud excluye la noción de causalidad cuando se trata de la prioridad del objeto respecto del sujeto y le da un sentido mucho más amplio. La prioridad del objeto significa para el realismo inmediato el punto de partida del conocimiento humano. Más exactamente, a la base de nuestras nociones abstractas y de nuestras afirmaciones, hay una presencia de lo real delante de la conciencia. Esto real inmediatamente presente, es sin duda, el real sensible, captado por los sentidos; mas este real es al mismo tiempo inteligible, y como tal, presente a través de los sentidos, a la conciencia intelectual.

          Según ese realismo inmediato, no se niega que la conciencia humana aporta en la elaboración final del conocimiento una parte considerable. La presencia inmediata no es más que un catalizador del proceso cognitivo. En el realismo inmediato se acentúa, ante todo, la dualidad sujeto-objeto inherente a todo acto del conocimiento humano. Nos pone el sujeto frente al objeto; destaca la prioridad del objeto respecto del sujeto y pone en evidencia la actitud activa de la conciencia en el acto de conocer.

          Criterio de la verdad.

          Antes de enfocar dicho problema, aclararemos el término de “verdad”. En la vida diaria hablamos de “oro verdadero”, de “amigo verdadero”, de “cuadro hermoso”, etc. En todos estos casos queremos afirmar que lo que es, “es”. Y en eso cabalmente consiste la verdad. Sin embargo, debemos distinguir claramente entre la verdad ontológica y la verdad lógica.

a) Verdad Ontológica.- expresa el ser de las cosas, en cuanto corresponde exactamente al nombre que se le da; es la conformidad de un objeto con su naturaleza, representada por la idea. Poseer esta verdad, es conocer las cosas tal cual ellas son. Por ej., “este metal es oro” expresa una verdad ontológica, si el metal indicado es realmente oro.

b) Verdad lógica.- yo puedo emitir también un juicio que expresa conveniencia o disconveniencia entre dos ideas; por ej.,”este oro es puro”. En este caso se trata de la verdad lógica que expresa la conformidad del espíritu con las cosas, es decir, conformidad del espíritu con la verdad ontológica.

          La historia de la filosofía nos expone numerosos criterios de verdad que adoptan los diferentes sistemas filosóficos. Se pueden dividir en: a) Criterios externos y b) Criterios internos. Estos a su vez se subdividen en: interno-subjetivos e interno-objetivos.

a) Criterios externos:

La revelación.- criterio sostenido por el obispo francés Daniel Huet, afirmando que la sola razón humana no puede salir por sus propias fuerzas de la probabilidad, por lo tanto, necesita de la revelación por parte de Dios para llegar a la certeza.

El tradicionalismo.- sostenido por Bonald. En este sistema la tradición es el criterio de verdad. Lo que se conforma con la tradición es verdadero; lo que a ella contradice, falso.

El consentimiento común o de la razón universal.- Lamennais sostiene este criterio. Según él, el criterio de verdad es la autoridad que tiene la conformidad de juicios y pareceres de los hombres.

La utilidad.- El pragmatismo sostiene que los juicios son verdaderos si de ellos fluyen resultados útiles para el hombre.

Etc.

b) Criterios internos subjetivos:

– Según Protágoras, “el hombre es la medida de todas las cosas”, y por lo tanto es verdadero aquello que a cada uno le parece serlo.

Criterio del instinto ciego.- Lo sostiene Tomás Reid. El alma humana tiene una facultad especial que él llama “sentido común”, que viene a ser una especie de instinto que irresistiblemente nos lleva a admitir como verdaderos ciertos principios, aunque no veamos la razón de su verdad.

Criterio del sentimiento.- Su sostenedor es F. Jacobi. El criterio de la verdad es una especie de sentimiento superior por el cual espontánea e irresistiblemente creen los hombres.

Criterio del imperativo categórico.- Kant sostiene que la certeza moral es una creencia y no una visión intelectual objetiva.

c) Criterio interno objetivo:

          Según esta posición filosófica, el criterio de la verdad es la evidencia.

– René Descartes.- sostiene que la idea clara y distinta del sujeto es el criterio de la verdad.

Criterio de la evidencia.- Llamase evidencia la plena claridad con que la verdad se impone a la adhesión de la inteligencia.

          Según esta opinión, el criterio de la verdad es algo necesario y a la vez suficiente para que el espíritu dé su asentimiento sin miedo a errar. … …

 

                      COMPRENSION:

1.- ¿A quién se puede mencionar como fundador de la teoría del conocimiento?

2.- Nombre una obra escrita por J. Locke.

3.- Nombre una obra escrita por M. Kant.

4.- ¿Qué elementos intervienen en el acto de conocer?

5.- ¿Qué problemas surgen de la relación del sujeto con el objeto?

6.- ¿Qué es el dogmatismo?

7.- ¿Qué es el escepticismo?

8.- ¿Qué es la verdad para el pragmatismo?

9.- ¿Cuál es la fuente del conocimiento humano según el empirismo?

10.- ¿Cuál es la fuente del conocimiento humano según el racionalismo?

11.- ¿De qué depende la validez del conocimiento según el racionalismo?

12.- ¿Dónde se puede encontrar el origen del racionalismo?

13.- Nombre algunos filósofos racionalistas.

14.- ¿Qué es el apriorismo?

15.- ¿Qué es necesario, para hacer posible una ciencia según Kant? 

16.- ¿Cuáles son las formas a priori que hacen posible el conocimiento, según Kant?

17.- ¿Qué se entiende por Idealismo metafísico?

18.- ¿Qué se entiende por Idealismo epistemológico?

19.- ¿Qué se entiende por realismo?

20.- ¿Qué expresa la verdad ontológica?

21.- ¿Qué expresa la verdad lógica?

22.- ¿Qué sostiene el criterio de verdad de la revelación?

23.- Nombre algunos criterios de verdad internos subjetivos.

Categorías:Uncategorized

Apuntes de trabajo social 2

febrero 23, 2011 Deja un comentario

DESAFIOS PARA EL TRABAJO SOCIAL EN UN MUNDO GLOBALIZADO

 

                Es evidente que el escenario actual, tanto nacional como internacional, se describe y resume en un solo proceso, La Globalización. Nada ni nadie escapa o puede obviar estar inmerso dentro de este fenómeno mundial característico de nuestros tiempos, de este sistema capitalista que día a cía invade nuestro vivir y todos los espacios de la vida humana (lo económico, lo político, lo social y lo cultural), ganando adeptos y detractores.

            La globalización como proceso de apertura mundial de las economías nacionales al plano internacional y como proceso de homogeneización política y cultural, ha venido generando fuertes procesos de discusión, investigación, crítica y análisis de parte de expertos, cientistas (sociales, económicos, humanistas, etc.), universidades, naciones y de la sociedad en general, tanto por sus efectos benéficos como por aquellos que no lo son.

            Pareciera ser que la globalización junto con el sistema neoliberal que la solventa no beneficia a todos los países y a todas las personas  por igual. Es más, pareciera ser que sólo incrementa ganancias, utilidades y poder económico en las manos de unos pocos (países dueños del capital como E.E.U.U, Japón y Europa, empresas transnacionales, etc. ), dejando cada vez más vulnerables a los que están al otro lado o en la otra cara de la moneda(países en vías de desarrollo, pequeñas y medianas empresas, obreros, etc.). Mirando de esta manera, la globalización traería más bien un crecimiento económico para algunos que desarrollo integral para otros.

            Pero bien, la idea de este ensayo es plantear o sugerir cuáles podrían ser los principales desafíos a los que se ve enfrentado el Trabajo Social dentro de una sociedad globalizada y globalizante y no brindar un exhaustivo análisis del proceso de globalización. La idea de comenzar e introducir  el tema planteado es dar a conocer en qué contexto se está desarrollando y posiblemente se desarrollará nuestra profesión, sin querer o pretender tener la verdad absoluta o afirmar que sólo estos son los  posibles desafíos a los que se enfrenta la profesión.

            Dentro de este marco general (la globalización) que hace de la sociedad actual una realidad dinámica, cambiante y compleja, donde cada día surgen nuevos y mayores problemas desafiantes para todas las  profesiones y en este caso específico para el Trabajo Social, supone también, nuevas y mayores exigencias y demandas para la profesión, debido a que el Trabajo Social está enfrentado con más problemáticas de fondo que el resto de las profesiones. “El Trabajo Social busca conocer la realidad social para construir proyectos e intervenciones de transformación que pretenden mayor justicia social, igualdad de oportunidades, en definitiva, un mayor bienestar humano”[1]. Desde esta perspectiva, el objetivo del Trabajo Social es amplio y sus formas de intervención en una determinada realidad diversa y, muchas veces indefinidas, es decir, deben ser constantemente evaluadas, cuestionadas y renovadas por parte de los profesionales que las realizan.

            Todo esto presupone grandes y variados desafíos para la profesión, especialmente a nivel teórico, a nivel práctico en su quehacer y accionar diario, a nivel de formación, de identidad y en áreas como: la educación, la salud, la cultura, etc.

            A partir de lo antes señalado, se considera que entre los principales desafíos de la profesión del Trabajo Social se encuentran:

I)                   DESAFIOS A NIVEL TEORICO:

 

Existe una estrecha relación entre investigación y Trabajo Social. “Esta relación está profundamente marcada por la propia práctica profesional que realizamos. Investigar para los Trabajadores Sociales remite en forma particular, a una pregunta por la transformación de situaciones sociales. En este sentido, el interés de la investigación para nuestra profesión, no sólo apunta a comprender y/o explicar los fenómenos sociales, sino que por sobre todo, el cambio de situaciones  deficitarias en las cuales existen interese, valores, poderes, historias que constituyen los problemas sociales, En definitiva, la pregunta a investigar del trabajador social refiere siempre a una dificultad social que es preciso resolver”.[2]

Esto significa valorar nuestra acción investigativa y, además, aumentar, mejorar nuestras investigaciones construyendo y reconstruyendo nuestro propio conocimiento rico en experiencias en terreno en un contacto real y directo con la realidad, la que engloba a los sujetos, familias, comunidades, etc. El desafío también radica en la elaboración de marcos teóricos, metodologías y conceptos claves para la comprensión de nuestro entorno y de nuestro quehacer social y de esta forma, poder elaborar estrategias de intervención más eficaces y acordes al contexto que vivimos.

II)                 DESAFIOS A NIVEL PRACTICO:

 

Una de las críticas actuales que se le hacen al Trabajo Social (especialmente al de tipo asistencialista) es la de dedicarse a aliviar los efectos negativos o síntomas del problema para el individuo o grupo afectado, sin enfrentar las causas de fondo o de tratar de introducir cambios de envergadura en la institución específica que se visualiza como la causante del problema y no intentar, por lo tanto, una intervención que procure una reconstrucción de la sociedad, al introducir, modificaciones de importancia en el sistema institucional vigente, tratando de eliminar las desigualdades sociales que están en el fondo de los problemas.

Dado que casi todas las políticas y programas sociales se inscriben en el primer enfoque (asistencialista) y que los trabajadores sociales intervienen desde y a partir de una determinada política o programa, se realiza generalmente, una atención inmediatista y coyuntural del problema que afecta a un individuo o grupo y no permitiendo una intervención más profunda tendiente a quebrar o romper las pautas de mantenimiento de la situación problema.

El desafío entonces es tratar de comenzar a intervenir en la realidad más profunda e integralmente y, en la medida  que el tiempo y las exigencias de eficiencia que las instituciones demandan actualmente, analizar, reflexionar y evaluar la acción práctica con el objeto de teorizar sobre ella y mejorar nuestro trabajo profesional.

III)               DESAFIOS A NIVEL DE  FORMACION PROFESIONAL:

 

Entre los principales desafíos que se le presentan a la profesión a nivel de formación están:

a)       Adaptar la malla curricular en centros de formación profesional, esto significa reordenarla y ajustarla a las exigencias y demandas de la sociedad actual.

b)       Formar profesionales a través de una malla moderna, actualizada en conocimientos teóricos y prácticos como: informática, manejo de tecnología de punta, situación medio ambiental, derechos humanos, etc.

c)       Fortalecer la formación profesional en conocimiento y manejo de DDHH y participación social.

d)       Formar profesionales capaces de intervenir en el sistema privado el cual cada día toma mayor relevancia en el sistema social actual, perder el temor  a intervenir en espacios laborales no tradicionales o donde ha habido escasa intervención.

IV)               DESAFIOS A NIVEL DE IDENTIDAD PROFESIONAL:

“El Trabajo Social tuvo, tiene y tendrá identidad, la cual se ha caracterizado social e históricamente por significantes mitos y ritos que organizaron y organizan nuestro mundo simbólico. Nuestra labor se ha caracterizado por una serie de atributos muchas veces míticos como: “Ayudar a los pobres”, “personas de buena voluntad que asisten a carenciados  o con necesidades insatisfechas”, “personas que orientan, dan consuelo, aconsejan a pobres espirituales y materiales”, etc.”.[3] En definitiva, el Trabajo Social ha construido su identidad de manera más bien pasiva, desde la visión de otros más que de la visión de sí mismo.

El desafío en torno a esto, es contribuir como profesionales a la construcción de una identidad más activa, a partir de nuestro propio imaginario colectivo. Una identidad centrada en valores mucho más activos, que nos den una identidad mucho más presencial que hasta ahora, como ser: la lucha por la equidad, la toma de decisiones, una intervención centrada en el hacer y de sostener una postura ética colectiva frente al mundo de hoy. Esto significa, que se escuche nuestra voz, que se note nuestra presencia, es preciso que nos sintamos capaces como cualquier otro profesional del área y de otras áreas creernos el cuento que nuestra intervención, integral y holística en los problemas sociales con una sólida base humanista es un rasgo distintivo que nos diferencia y nos brinda identidad profesional e incluso reconocimiento.

                Es importante señalar que:” Ninguna identidad comprende e integra un proceso acabado, sino que expresa una constante o permanente calificación y recalificación teórica con una aspiración que no debe ser individual sino a través de un proyecto colectivo entre nosotros y con los otros”.[4]

V)                  DESAFIOS EN EL AREA EDUCACION:

 

En tiempos globalizados donde se requiere una educación y formación de recurso humano calificado y preparado para los desafíos del entorno, la participación y contribución de los trabajadores sociales es indudable.

Se hace indispensable un Trabajo Social vinculado a la educación de sectores populares, en  un mundo en que las diferencias básicas de los grupos sociales estarán medidas por el grado de desarrollo de sus capacidades técnico – productivas.

VI)               DESAFIOS EN EL AREA LABORAL:

 

“En esta sociedad global los que poseen el rol protagónico en el desarrollo ya no es el Estado, ni los políticos, son los empresarios privados. El Estado es visto con sospecha aún en su rol social frente al cual se ubican las organizaciones no gubernamentales que en su acumulación de experiencia histórica de acción social le hacen ver al Estado como una pesada máquina burocrática incapaz de responder adecuadamente a las nuevas formas de exclusión social”.[5]

El escenario laboral más común de los últimos años está marcado por la baja retribución monetaria de la mano de obra no especializada, la inestabilidad laboral y el  desempleo masivo por cambios en sectores completos de la economía, en un período de ajuste de la economía mundial. Todo esto debería colocar a la reconversión laboral y a la actividad económica microempresarial en el centro de las preocupaciones del Trabajo Social.

En  este escenario Trabajo Social tiene por desafío ubicarse en los nodos de la intermediación laboral, facilitando la reconversión y reinserción laboral y potenciar las capacidades emprendedoras de los marginados, entendiendo las reglas de la informalidad y las políticas del incentivo de la microempresa.

VII)             DESAFIOS EN EL AREA CULTURA:

 

Uno de los aspectos nocivos de la globalización es la homogeneización cultural, es decir, la pérdida de las identidades y culturas locales nacionales y el sometimiento de éstas a una cultura universal consumista, moderna, yanqui y europeizada.

El desafío para el Trabajo Social en este contexto es el rescate de las culturas e identidades locales nacionales, generar y potenciar espacios de expresión que impliquen procesos de comunicación local, artísticos y culturales, el rescate del discurso de las clases excluidas o marginadas del sistema, la valoración del aporte de las culturas locales, por ejemplo: las culturas indígenas.

VIII)          DESAFIOS EN EL AREA SALUD:

 

El área salud es una de las áreas donde el Trabajo Social interactúa más directamente con individuos, grupos y comunidades, ya que el tema salud es uno de los temas que las personas le atribuyen mayor relevancia en sus vidas.

El desafío de esta área es aprovechar este contacto directo y potenciar espacios de participación social posibilitando un clima de auto – responsabilidad y auto – gestión en materia de salud poblacional y también contribuir además, a una mayor sensibilización de parte de otros profesionales (como médicos, matronas, etc.) ante los problemas de salud de la gente que no sólo implican un desequilibrio físico, sino además, un desequilibrio psicológico y social producto del entorno que les rodea.

CONCLUSIONES

Existen otras áreas de intervención como el área de seguridad social, el área privada, etc. que no se han querido abordar porque esto significaría un tipo de ensayo más exhaustivo. Sólo se ha querido abordar los desafíos desde las áreas o ámbitos  más significativos para el Trabajo Social o más tradicionalistas.

Expuesto lo anterior, se deja ver cuan variados y enormes son los desafíos para la profesión en una época globalizada.

Quedaron pendientes los desafíos a nivel de políticas sociales, donde el rol y los desafíos para los trabajadores sociales son de gran envergadura. En éste ámbito, es preciso señalar de manera general, que es importante un trabajador social evaluador, crítico y diseñador de políticas más que implementador de ellas. Que se esfuerce en no seguir la tradicional intervención mantenedora del sistema o del status quo, que contribuya a un verdadero cambio social y que su quehacer se transforme en un verdadero aporte para la sociedad, en especial de aquellos individuos o grupos más excluidos en esta sociedad globalizada.

 

BIBLIOGRAFIA

  • El impacto económico y político de los procesos subordinados de globalización: implicancias para el Trabajo Social. Leonardo Oneto Piazze, XVI Congreso Latinoamericano Escuelas de Trabajo Social, Noviembre 1998, Santiago, Chile.

 

  • El imaginario social del colectivo profesional. Teresa Dornell, Cristina Rovira, Ponencia presentada en el Primer encuentro de Escuelas de Trabajo Social del Cono Sur, Santiago de Chile, Mayo de 1993.

 

  • Dilemas y desafíos de la profesión de Trabajo Social. Gabriel Gyarmarti, profesor del Instituto de Sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, durante el Encuentro Nacional de Asistentes Sociales de Salud,  realizado en Santiago de Chile el 07 de Julio de 1995.

 

  • El sentido de la investigación en Trabajo Social: desafíos epistemológicos y políticos de la acción social. Cecilia Aguayo Cuevas.

 

                                                                                 


[1] Cecilia Aguayo cuevas: el sentido de la investigación en Trabajo Social, página 9.

[2] Cecilia Aguayo cuevas: el sentido de la investigación en Trabajo Social, página 1.

[3] Teresa darnell. Cristina Rovira: El imaginario social del colectivo profesional, 1993,página 83

[4] Teresa darnell. Cristina Rovira: El imaginario social del colectivo profesional, 1993,página 87

[5] Leonardo Oneto Piazze: El impacto económico y político de los procesos subordinados de globalización…, 1998, página 2.

Categorías:Uncategorized

Metodologia acción -participación

octubre 9, 2010 Deja un comentario

Investigación-acción participativa (IAP)

Marlen Eizagirre y Néstor Zabala

Método de investigación y aprendizaje colectivo de la realidad, basado en un análisis crítico con la participación activa de los grupos implicados, que se orienta a estimular la práctica transformadora y el cambio social.

El método de la investigación-acción participación (IAP) combina dos procesos, el de conocer y el de actuar, implicando en ambos a la población cuya realidad se aborda. Al igual que otros enfoques participativos, la IAP proporciona a las comunidades y a las agencias de desarrollo un método para analizar y comprender mejor la realidad de la población (sus problemas, necesidades, capacidades, recursos), y les permite planificar acciones y medidas para transformarla y mejorarla. Es un proceso que combina la teoría y la praxis, y que posibilita el aprendizaje, la toma de conciencia crítica de la población sobre su realidad, su empoderamiento, el refuerzo y ampliación de sus redes sociales, su movilización colectiva y su acción transformadora.

En cada proyecto de IAP, sus tres componentes se combinan en proporciones variables. a) La investigación consiste en un procedimiento reflexivo, sistemático, controlado y crítico que tiene por finalidad estudiar algún aspecto de la realidad con una expresa finalidad práctica. b) La acción no sólo es la finalidad última de la investigación, sino que ella misma representa una fuente de conocimiento, al tiempo que la propia realización del estudio es en sí una forma de intervención. c) La participación significa que en el proceso están involucrados no sólo los investigadores profesionales, sino la comunidad destinataria del proyecto, que no son considerados como simples objetos de investigación sino como sujetos activos que contribuyen a conocer y transformar su propia realidad.

La finalidad de la IAP es cambiar la realidad y afrontar los problemas de una población a partir de sus recursos y participación, lo cual se plasma en los siguientes objetivos concretos: a) Generar un conocimiento liberador a partir del propio conocimiento popular, que va explicitándose, creciendo y estructurándose mediante el proceso de investigación llevado por la propia población y que los investigadores simplemente facilitan aportando herramientas metodológicas. b) Como consecuencia de ese conocimiento, dar lugar a un proceso de empoderamiento o incremento del poder político (en un sentido amplio) y al inicio o consolidación de una estrategia de acción para el cambio. c) Conectar todo este proceso de conocimiento, empoderamiento y acción a nivel local con otros similares en otros lugares, de tal forma que se genere un entramado horizontal y vertical que permita la ampliación del proceso y la transformación de la realidad social.

En la IAP se siguen básicamente cuatro fases, aunque no siempre se diferencian nítidamente unas de otras. a) La observación participante, en la que el investigador se involucra en la realidad que se estudiará, relacionándose con sus actores y participando en sus procesos. b) La investigación participativa, en la que se diseña la investigación y se eligen sus métodos, basados en el trabajo colectivo, la utilización de elementos de la cultura popular y la recuperación histórica. El investigador presenta al grupo los diversos métodos disponibles para la obtención de información, explicándoles su lógica, eficacia y limitaciones, para que aquél los valore y elija en base a los recursos humanos y materiales disponibles. Para la recogida de información se usan técnicas como la observación de campo, la investigación en archivos y bibliotecas, las historias de vida, los cuestionarios, las entrevistas, etc. La información es recogida, y luego sistematizada y analizada, por la propia comunidad, siendo el papel del investigador de mero facilitador. c) La acción participativa implica, primero, transmitir la información obtenida al resto de la comunidad u otras organizaciones, mediante reuniones, representaciones teatrales u otras técnicas, y, además, con frecuencia, llevar a cabo acciones para transformar la realidad. d) La evaluación, sea mediante los sistemas ortodoxos en las ciencias sociales o simplemente estimando la efectividad de la acción en cuanto a los cambios logrados, por ejemplo en cuanto al desarrollo de nuevas actitudes, o la redefinición de los valores y objetivos del grupo (Guzman et. al, 1994).

En cuanto a su origen y evolución, la IAP surge en los años 70, en un clima de auge de las luchas populares y ante el fracaso de los métodos clásicos de investigación en el campo de la intervención social. Sin embargo, sus precedentes se hallan en el concepto de “investigación-acción” acuñado por Kurt Lewin en 1944, entendido como un proceso participativo y democrático llevado a cabo con la propia población local, de recogida de información, análisis, conceptualización, planificación, ejecución y evaluación. Se trataba de una propuesta que rompía con el mito de la investigación estática y defendía que el conocimiento se podía llevar a la esfera de la práctica, que se podían lograr de forma simultánea avances teóricos, concienciación y cambios sociales.

Estas formulaciones fueron retomadas a fines de los 60 en Latinoamérica, por diferentes iniciativas y enfoques comprometidos en la lucha contra la pobreza y la desigualdad social. Fue clave para ello el brasileño Paulo Freire y su obra __La pedagogía de los oprimidos, __de 1968, en la que argumenta que los pobres están capacitados para analizar su propia realidad. En consecuencia, se asume que la identificación y consolidación de los conocimientos y capacidades que poseen los pobres pueden utilizarse como herramientas para su propio empoderamiento. Esta perspectiva contribuyó a una reconceptualización del trabajo social con los sectores vulnerables, así como a una expansión de la educación de adultos y la educación popular.

Posteriormente, en 1977, varios enfoques partidarios de combinar la reflexión con la acción transformadora confluyeron en el Simposio Mundial sobre el Investigación-Acción y Análisis Científico celebrado en Cartagena (Colombia). Fue a partir de este encuentro cuando comenzó el desarrollo de la IAP como una metodología de investigación participativa, transformadora y comprometida con la práxis popular. Ahora bien, aunque el carácter participativo estaba implícito en esas formulaciones, parece que no fue hasta mediados de los 80 cuando al concepto investigación-acción se le añade el de “participación” y se utiliza claramente el término IAP.

La IAP ha contribuido al desarrollo de diversos enfoques y corrientes que, a su vez, también le han enriquecido a ella. A pesar de sus diferencias, su característica común es la preocupación sobre la utilidad de la investigación para la mejora de la realidad, y entre ellos destacan: los movimientos de renovación pedagógica, los movimientos de educación popular, las nuevas concepciones de la educación, o los movimientos de intervención comunitaria.

Una de sus principales contribuciones fue la realizada al desarrollo de los movimientos populares de los años 80. La IAP comenzó a ser utilizada no sólo para analizar problemas a pequeña escala en zonas rurales, sino también otros más complejos como los problemas urbanos y regionales, la salud pública o la historia del pueblo.

En el campo de la cooperación para el desarrollo, las técnicas de la IAP han sido aplicadas con éxito por ONG y otras agencias en campos como el cooperativismo, la extensión agraria y la educación de adultos. En este sentido, es importante destacar que la IAP es uno de los métodos que han servido de base a la aparición y desarrollo de otras metodologías participativas que cuentan con un creciente uso en el campo de la cooperación, como son el diagnóstico rural participativo y el conjunto de los enfoques participativos.

En los años 90, ha continuado utilizándose en el Norte en el campo de la educación y de la intervención social con grupos de barrio, inmigrantes, enfermos de SIDA, etc. Y, en el Sur, en muy diversos proyectos que van desde el desarrollo local y la alfabetización, hasta la gestión colectiva de cuencias hidrológicas. En todos esos ámbitos la IAP ha seguido proporcionando explicaciones de la realidad en clave colectiva y sirviendo como herramienta de acción transformadora. M. E. y N. Z

Categorías:Uncategorized

paradigma dialectico

octubre 9, 2010 Deja un comentario

Paradigma Dialectico

INTRODUCCIÓN

La metáfora básica de este paradigma es la contradicción. Ésta supone la interacción dialogada y las composiciones orquestales, es decir, incluye características como la armonía, sincronización, etc.
El cambio y la transformación son constitutivos de los seres vivos y de la realidad. Lo importante a conocer del cambio son los parámetros y la trayectoria de éste. Gracias al cambio se va pasando progresivamente de formas inferiores a superiores.
El paradigma dialéctico se fundamenta en el estudio de los sucesos concretos en su orden temporal, en lo que cambia continuamente. Se centra en el estudio de las condiciones que crean el desequilibrio y la inestabilidad, ya que a partir de esto surge lo nuevo y aparece el desarrollo.

Teorías de los paradigmas dialecticos

Los fundamentos teóricos del sistema de investigación Dialéctico se localizan, principalmente, en las obras de Kant, Hegel, Marx y otros teóricos contemporáneos como Hugo Zemelman y Francisco Covarrubias. Es decir, existe claridad en cuanto a la que implica la redacción de un proyecto de investigación, el proceso investigativo en sí mismo y la exposición de lo investigado.
Los cinco rasgos del paradigma dialéctico son:

– Todo se haya en relación (la naturaleza y la sociedad como un todo en interacción).
– Todo se transforma.
– El cambio cualitativo (la acumulación de cambios cuantitativos provoca cambios cualitativos).
– La lucha de los contrarios o la ley de la unidad de los contrarios (si no hay conflicto no hay progreso).
– Ley del desarrollo en espiral. Esta ley que supone que lo nuevo no destruye lo anterior sino que lo integra en sí y lo mejora, superándolo.
Materialismo Dialéctico:
¿Por qué Materialismo? Porque todo lo que existe es producto del desarrollo de la materia. La naturaleza, la conciencia, la sociedad, el desarrollo, el espíritu es producto de la materia. El mundo material, conocido por los hombres a través de los sentidos y explorado por la ciencia

Categorías:Uncategorized

Metodos

octubre 9, 2010 Deja un comentario

TEORÍA Y METODOLOGÍA

Para el fenomenólogo, la conducta humana, lo que la gente dice y hace, es producto del modo en que define su mundo. La tarea del fenomenólogo es aprehender este proceso de interpretación. El fenomenólogo intenta ver las cosas desde el punto de vista de otras personas.

La perspectiva fenomenológica está ligada a una amplia gama de marcos teóricos y escuelas de pensamiento en las ciencias sociales. Hay dos enfoques principales:

    * El interaccionismo simbólico la que atribuye una importancia primordial a los significados sociales que las personas asignan al mundo que las rodea.

      Todas las organizaciones, culturas y grupos están constituidos por actores envueltos en un proceso constante de interpretación del mundo que los rodea. Aunque estas personas pueden actuar dentro del marco de una organización, cultura o grupo, son sus interpretaciones y definiciones de la situación lo que determina la acción, y no normas, valores, roles o metas.

    * La Etnometodología no se refiere a los métodos de investigación sino al tema u objeto de estudio.

      Para los etnometodólogos, los significados de las acciones son siempre ambiguos y problemáticos. Su tarea consiste en examinar los modos en que las personas aplican reglas culturales abstractas y percepciones de sentido común a situaciones concretas, para que las acciones aparezcan como rutinarias, explicables y carentes de ambigüedad.

En consecuencia , los significados son el logro práctico por parte de los miembros de la sociedad.

Nuestra Visión

La Policía de Investigaciones de Chile, institución esencialmente investigadora, comparte dimensiones metodológicas de la investigación cualitativa, su perspectiva teórica esta determinada en parte por la forma cómo hacerlo, indicadas en las normas legales nacionales e internacionales, a las que nuestro país ha adherido, especialmente en materias de derechos humanos, ya que en su actuar debe ceñirse a ellas y por las normativa internas de carácter administrativos e instrucciones particulares de las Jefaturas a que pertenezca determinado tipo de indagación de interés para las y los Detectives.

CAPÍTULO 2

LA OBSERVACION PARTICIPANTE

PREPARACION DEL TRABAJO DE CAMPO

La expresión observación participante es empleada aquí para designar la investigación que involucra la interacción social entre el investigador y los informantes en el milieu de los últimos y durante la cual se recogen datos de modo sistemático y no intrusivo.

Comenzamos nuestro examen del tema con la etapa del trabajo de campo previo: ubicar el escenario que se desea estudiar e ingresar en él. El siguiente capítulo trata sobre la observación participante en el campo.

Nuestra Visión

Los investigadores policiales, profesionales de esta área, con sus conocimientos científicos-técnicos, en colaboración con una amplia gama de profesionales en ámbitos no policíacos, elaboran para un caso específico la metodología de trabajo que ese delito en particular requiere, que es necesariamente distinto en lo específico de cada figura penal, por lo que difiere según se trate de un delito de homicidios o de lavado de dinero, a modo de ejemplo.

DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

Aunque los observadores participantes tienen una metodología y tal vez algunos intereses investigativos generales, los rasgos específicos de su enfoque evolucionan a medida que operan.

Los investigadores cualitativos definen típicamente su muestra sobre una base que evoluciona a medida que el estudio progresa. Los investigadores seleccionan conscientemente casos adicionales a estudiar de acuerdo con el potencial para el desarrollo de nuevas intelecciones o para el refinamiento y la expansión de las ya adquiridas. Con este procedimiento, los investigadores examinan si los descubrimientos de un escenario son aplicables a otros, y en qué medida, el investigador debería llevar a un rendimiento máximo la variación de casos adicionales seleccionados para ampliar la aplicabilidad de las intelecciones teóricas.

Nuestra Visión

A diferencia de los investigadores sociales, la policía investigadora, no elige lo que le gustaría investigar, sino que se le está dado su campo de acción el cual es súper amplio, ya que tiene que esclarecer todos los hechos delictivos que se produzcan y, para eso, posee por enseñanza desde su escuela matriz una metodología de trabajo, con un sustento teórico de la forma cómo hacerlo y en un encuadre legal de nivel nacional (y de derechos humanos a nivel internacional), que prescribe por mandato constitucional que debe darle eficacia al derecho, contribuir a resguardar la seguridad pública y garantizar la seguridad interior del Estado, lo que se amplia en normas de menor jerarquía, en concordancia con un respeto irrestricto a los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana, normas también de rango constitucional en virtud de los tratados internacionales a que Chile ha adherido.

En la cotidianidad del trabajo investigativo policial al que cada Detective se encuentra inserto según sea la especialidad en la cual trabaje, es la que indica la metodología en particular, la que es enriquecida, según la forma creativa que pueda utilizar cada grupo de trabajo.

Al Indicar en el párrafo precedente especialidad, se tiene por norma revisar los casos análogos de los delitos, lo que denominamos policialmente “modus operandi”, y se recurre al apoyo de las fuentes de información general a las que tenemos acceso tal como el Servicio de Registro Civil y aquéllas que hemos generado con nuestro trabajo, como el Departamento de Asesoría Técnica, Jefatura de Informaciones, de Extranjería y Policía Internacional, entre otros.

SELECCION DE ESCENARIOS

El escenario ideal para la investigación es aquel en el cual el observador obtiene fácil acceso, establece una buena relación inmediata con los informantes y recoge datos directamente relacionados con los intereses investigativos. Tales escenarios sólo aparecen raramente. Entrar en un escenario por lo general es muy difícil. Se necesitan diligencia y paciencia. El investigador debe negociar el acceso, gradualmente obtiene confianza y lentamente recoge datos que sólo a veces se adecuan a sus intereses.

Recomendamos que los investigadores se abstengan de estudiar escenarios en los cuales tengan una directa participación personal o profesional.

El investigador debe aprenderla a considerar que su visión de la realidad es sólo una entre muchas posibles perspectivas del mundo.

Nuestra Visión

Dependiendo el interés que exista, de las personas a entrevistar, en el esclarecimiento del hecho de interés policial, es que encontraremos fácil o difícil acceso a un escenario determinado, difícilmente es un escenario neutro.

Así, por ejemplo, los familiares interesados en el esclarecimiento de un delito de homicidio, facilitan toda la información que tienen respecto de ella, se esfuerzan en recopilarla, facilitarla, interpretarla, entregarla a los oficiales investigadores, en la práctica son esencialmente cooperadores.

El escenario opuesto se encuentra por el lado de quienes son responsables del hecho delictivo, que hacen todo lo posible para su ocultamiento, entorpeciendo, trabando la investigación en la medida de sus posibilidades.

ACCESO A LAS ORGANIZACIONES

Los observadores participantes por lo general obtienen el acceso a las organizaciones solicitando el permiso de los responsables.

La gente suele sorprenderse de lo accesible que suelen ser la mayoría de las organizaciones.

Las organizaciones pueden ser públicas o privadas, en las primeras no se requiere autorización, ya que todos podemos entrar. En los lugares privados se debe negociar el consentimiento para el estudio, enfoque básico técnica bola de nieve: comenzar con un pequeño número de personas, ganar su confianza y a continuación pedir que les presenten a otros.

Después comprometerse con quienes se desea estudiar y concurrir a los organismos y organizaciones que sirve a las personas en que se esta interesado.

Una táctica final que los investigadores han utilizado para ubicar escenarios e informantes privados es la publicidad.

Nuestra Visión

En las organizaciones públicas o privadas, su acceso a ellas como investigadores policiales, esta condicionada según el interés que tengan los afectados en el resultado de la investigación.

Sin embargo, en algunas ocasiones, el policía para el éxito del objetivo, debe insertarse en el medio sin contar, por supuesto, con la venia de los partícipes, como es el caso típico en el descubrimiento de las organizaciones criminales, donde se encuentra en riesgo el buen resultado de la investigación y muchas veces el su vida.

La publicidad como método de ayuda a la función policial, a nuestro juicio es escasa, es limitada a la información de medios de comunicación social, pero no existe como en otros países una invitación formal a participar en el esclarecimiento de los hechos, en los que se relata lo que aconteció y sobre quién o quienes recaen las sospechas, si las hay.

Son escasas las personas que se acercan a una Unidad policial a proporcionar algún antecedente de un hecho delictual, en el que no tengan un interés particular.

¿QUÉ SE LES DICE A LOS INFORMANTES?
Ser honesto, pero vago e impreciso. La observación participante envuelve actividades no perturbadoras ni intrusivas. Se debe garantizar la confidencialidad y la privacidad de las personas que estudiamos.

Nuestra Visión

La metodología varia según cual sea nuestro interés y el del informante. Por ejemplo, existen actualmente los informantes pagados para el área del narcotráfico, la ley de drogas lo posibilita, ya que quienes actúan en este círculo delictivo lo hacen por dinero, entonces están dispuestos a entregar información también por dinero, acá hay que irlos direccionando, acorde a lo que se desea aclarar.

En las investigaciones policiales, también debemos guardar la reserva de la identidad, especialmente de los denunciantes y testigos, en aquellos casos que se acogen a ese derecho establecido en el ordenamiento jurídico vigente en aquellos lugares donde aún no opera el nuevo sistema procesal penal.

RECOLECCION DE DATOS

Durante el proceso de obtener el ingreso en un escenario se deben llevar notas de campo detalladas. Como en el caso de la investigación ulterior, las notas deben registrarse después de encuentros cara a cara y conversaciones telefónicas. Los datos recogidos en esta etapa pueden ser extremadamente valiosos más adelante.

Nuestra Visión

La policía investigadora registra desde su inicio un nuevo caso, por todos los medios que permite un caso particular, así por ejemplo en un sitio de suceso por homicidios, se registra desde el comunicado de ese hecho con la orden del juez correspondiente que dispone la concurrencia al sitio del suceso, hasta el Informe que se emite, con todo lo que se ha realizado de principio a fin. En el sitio del suceso se efectúan los registros escritos, fotográficos, fílmicos, planimétricos, de interés policial y de los peritos que acompañen en cada caso puntual, tales como balísticos, huellográfos, químicos, etc.

INVESTIGACION ENCUBIERTA

A lo largo de todo este capitulo hemos subrayado el tema de la investigación manifiesta, pero muchos fructuosos e importantes estudios de observación participante fueron realizados con un enfoque encubierto. Con independencia de las consideraciones prácticas la investigación encubierta suscita graves problemas éticos.

Las decisiones éticas necesariamente involucran la propia moral personal; se debe optar entre cierto número de responsabilidades y alternativas morales.

Otros investigadores creen que el conocimiento científico obtenido mediante la investigación justifica prácticas en otros sentidos desagradables.

Puesto que las mentiras, las evasivas y el engaño forman parte de la vida social cotidiana, los investigadores deben mentir, eludir y engañar a sus informantes para obtener “la verdad”.

Otros científicos sociales suscriben una ética de situación. En otras palabras, dice que los beneficios sociales prácticos de la investigación pueden justificar prácticas engañosas.

De modo que en materia de ética los investigadoras deben balancear sus responsabilidades múltiples para con su. profesión, la búsqueda del conocimiento, la sociedad, los informantes y, en última instancia, tenerse en cuenta a sí mismos.

Nuestro propio punto de vista es que hay situaciones en las que la investigación encubierta es al mismo tiempo necesaria y está éticamente justificada. Depende de lo que se estudie y de lo que se pretenda hacer con los resultados.

Nuestra Visión

Sin duda alguna que uno de los métodos utilizados por la Policía de Investigaciones de Chile es la investigación encubierta, incluso existe una Jefatura, denominada de Inteligencia Policial, con cobertura a lo largo del territorio nacional, conformada por varios Departamentos, que tienen como método de investigación, la investigación encubierta.

El investigador policial de dotación de estas reparticiones, no se identifica como tal, simula otra actividad que le permita recopilar información. Se trabaja especialmente en el área de la Seguridad Ciudadana e Interior aportando información especializada al gobierno para que tome medidas que considere atinentes.

También existe un ámbito más especializado y poco conocido, para evitar la vulnerabilidad de la organización policial, con metodología de trabajo de agente encubierto, es la denominada Unidad de Contrainteligencia, que se informa respecto a hechos de sus colegas, por disposición de sus mandos superiores, a los que les remiten sus Informes.

La formación ética de quienes realizan esta metodología de investigación, reviste especial significación, por lo que estos recursos humanos son seleccionados con esmero y deben tener siempre presente los principios establecidos en nuestro Código de Ética

 de: Ramón Silva Negrete

Categorías:Uncategorized

Metodologia Cualitativa

octubre 9, 2010 Deja un comentario

Uso de la metodología cualitativa en la investigación

El objetivo de cualquier ciencia es adquirir conocimientos, que nos permita conocer la realidad y la elección del método idóneo es fundamental, por ello todas las ciencias hacen uso de una metodología.

Así se observa que de los tipos de métodos en la investigación aplicados en la presente, uno de ellos corresponde a la metodología cualitativa, la cual es utilizada comúnmente en las áreas y formaciones de las ciencias sociales (sociología, educación, psicología, etcétera).

Los principios y aplicación de la metodología cualitativa en las ciencias de acuerdo a Calero (2000), estos se encuentran a partir del siglo XIX, con el auge de las ciencias sociales, sobre todo de la sociología y la antropología en donde se origina su uso.

Tocante al lugar en que fue implementada esta metodología, (Alvira, 2002), señala que tiene su nacimiento principalmente en los EUA y Gran Bretaña después de la segunda guerra mundial, en donde en el ámbito académico e investigativo, hay toda una constante teórica y práctica de su utilización. Posterior a ello, esta metodología empieza a desarrollarse de forma progresiva y rápida por todo el mundo.

La metodología cualitativa ha sido adoptada por más ciencias, como la demografía, la economía, entre otras. Por tal motivo y por su importancia en la investigación, se trae a su aplicación en la presente investigación, a través de las técnicas de las que hace uso, como las entrevistas, la observación y la participación directa que se tiene con los actores sociales en las localidades estudiadas, ello con el objeto de captar el sentir de quienes viven de cerca esta problemática que representa el fenómeno migratorio internacional y estar en condiciones de recabar la mayor información, que permita contar con elementos sólidos de estudio y análisis en el diagnóstico local de esta expulsión de migrantes de sus lugares de origen, que además identifique la naturaleza profunda de las realidades en lo lugares donde se realiza una investigación, como bien lo sostiene Fernández y Díaz (2002).

A través de la metodología cualitativa y en base a sus técnicas, se penetra en la intimidad del problema para tener una radiografía del mismo, con mayor fidelidad y el menor sesgo posible en la comprensión de los procesos sociales.

Sampiere et. al (2003) afirman que “la dispersión, la riqueza interpretativa, la contextualización del ambiente o entorno, los detalles y las experiencias únicas, que se viven en el lugar de los hechos, además de aportar un punto de vista fresco, natural y holístico de los fenómenos, dan flexibilidad y profundidad del estudio”.

Efectivamente, la convivencia con los actores sociales a estudiar, permiten mediante el uso de este método cualitativo, lograr la profundidad del conocimiento del problema.

Así también este método cualitativo permite descubrir y refinar las preguntas de investigación que guiarán a los instrumentos utilizados para la obtención de la información, con el objetivo de “describir la cualidades del fenómeno”. (Mendoza, 2006:1).

tomado de:  http://www.eumed.net/tesis/2009/dal/Uso%20de%20la%20metodologia%20cualitativa%20en%20la%20investigacion.htm

Categorías:Uncategorized